sábado, 10 de diciembre de 2011

Maderas para encofrados.


1 La madera para encofrados deben ser de consistencia blanda, de tal manera que se permita el clavado con facilidad sin que se raje.
 
2 Los tableros no deben deformarse sufriendo torcedura, se deben conservar húmedos para evitar que se doblen, debido al hinchamiento que se producirá al vaciar el concreto.
 
3 Los cuartones deben ser de madera más resistente que la de las tablas por la función que estos desempeñan y no deben conservar humedad.
 
4 Las viguetas por ser piezas destinadas a puntales, deben ser de madera dura.
 
5 En la construcci6n de encofrados, se deberá utilizar maderas que reúnan las características de las que se señalan a continuación y para los usos específicos que se indican:

5.1 Saqui—Saqui (Ceiba)
Es un tipo de madera fina y sin repelo, de fibra larga regularmente abierta la cual la hace ser blanda. Conserva gran cantidad de humedad en su interior, lo que evita que al recibir la humedad del concreto se deforme y pueda aprovecharse varias veces. Esta madera reúne todas las condiciones requeridas para tableros y todo tipo de formaletas.
5.2 Moreillo (Aurora o Aurora rosada)
Es una madera semidura de fibras regularmente compactas. Se utiliza para gulas, parales, largueros, tornapuntas y otros. No se recomienda utilizar en tablas, ya que se dificulta el clavado y tiende a rajarse y torcerse fácilmente.
5.3 Mangle
Es una madera muy dura y con gran contracci6n. Se utiliza para puntales.

Materiales usados en los encofrados - Especificaciones.

Tabla No. 1. Materiales para encofrar.

viernes, 9 de diciembre de 2011

Encofrados: Piezas de soporte y apuntalamiento, guias, piezas de arriostramiento.

1. PIEZAS DE SOPORTE Y APUNTALAMIENTO
Son aquellas que reciben las cargas producidas por el peso propio de los moldes, así como también del concreto que se habrá de vaciar. Según su función pueden ser: puntales, muletas y guías o cuartones.

2. PUNTALES
Son aquellas piezas de madera o metálicas colocadas verticalmente o inclinadas, generalmente usadas para soportar encofrados de losas y vigas. (Ver Fig. 5).

2.1 Muletas. Son aquellos puntales con travesaños en su parte superior y dos piezas de arriestramiento que lo refuerzan, generalmente usadas para soportar vigas medianas. (Ver Fig. 5).

3. GUIAS
También llamadas traviesas o largueros, son aquellos elementos colocados perpendicularmente unos contra otro y sobre los cuales se apoyan los moldes de losas y vigas de gran tamaño, éstas pueden ser superiores e interiores.

4. PIEZAS DE ARRIOSTRAMIENTO
Son aquellas que proporcionan estabilidad y garantizan mayor seguridad a las piezas que conforman los encofrados, ya sean los propios moldes o los puntales. Generalmente son cuartones o listones de madera, tubos de hierro o piezas metálicas diseñadas para tal fin, segdn su uso pueden ser para puntales o para moldes.

5. ARRIOSTRAMIENTO DE PUNTALES
Es aquel que se construye con los elementos en forma de “x” (cruces de San Andrés) o en forma horizontal, colocando las riostras perpendiculares entre si. (Ver Fig. 6).

6. ARRIOSTRAMIENTO DE LOS MOLDES
Es aquel que se hace en el encofrado que no lleva puntales, cono en el caso de columnas y otros elementos parecidos; el arriostramiento podrá ser en sentido horizontal entrelazando los elementos entre si, o por medio de puntales inclinados (tornapuntas).







Encofrados: Camones, tensores, zunchos, parales, largueros, tornapuntas.


1. CAMONES.
Son aquellos elementos que forman los marcos para columnas circulares u otros encofrados; se componen de dos tablas ensambladas por medio de traviesas. No son elementos de resistencia (Ver Fig. 3 y Fig. 4).

2. TENSORES.
Son aquellos elementos principales de resistencia, generalmente de alambre o cabilla sujetando los tableros, pero manteniendo la separación mediante un codal. (Ver Fig. 1)

3. ZUNCHOS.
Son aquellos arcos circulares o similares que se colocan alrededor de la columna para contrarrestar el empuje del concreto sobre los tableros.

4. PARALES.
Son aquellos elementos formados por listones colocados en forma vertical, que permiten que los tableros para encofrar muros, sean clavados sobre ellos (Ver Fig. 1).

5.  LARGUEROS.Son aquellos elementos formados por listones colocados en forma horizontal, que permiten que los tableros para encofrar muros, sean clavados sobre ellos. (Ver Fig. 1).

6. TORNAPUNTAS
Son aquellos listones inclinados que se colocan para mantener la estabilidad del encofrado en piezas verticales como columnas o muros. (Ver Fig. 4 y Fig. 1).






Encofrados: Piezas de moldeo y de refuerzo, traviesas, cepos, codales.


1. PIEZAS DE MOLDEO
Son aquellas que van en contacto directo con el concreto y le dan la forma requerida al elemento por construir. Dependiendo de su material de construcción y su forma, estas piezas reciben otras denominaciones como:
tableros, paneles, retículos, cajetones o formaletas.

2. PIEZAS DE REFUERZO
Son aquellas que contrarrestan la presión ejercida por el concreto sobre las piezas de moldeo. Seg6n su función pueden ser: traviesas, cepos, pletinas de corbatas, codales, camones, tensores y zunchos.

3. TRAVIESAS
Son aquellos elementos que impiden que se deformen los tableros y sirven para el ensamblado de éstos.

4. CEPOS
Son aquellas pletinas de hierro o de madera colocadas en los encofrados de columnas y otros elementos similares.

4.1 Pletinas de corbatas. Son cepos metálicos con doblez en uno de sus extremos por donde se introduce otra pletina; pasando cada pletina por el doblez de la otra formando un marco.


5. CODALES
Son aquellas piezas destinadas a garantizar la separación correcta entre tableros, evitando su deforrnaci6n al ser vaciado el concreto (Ver Fig. 2 y Fig. 1).


  

martes, 6 de diciembre de 2011

Encofrados: Deslizantes y tipo túnel.

ENCOFRADOS  
Son aquellos moldes y dispositivos utilizados con la finalidad de confinar y amoldar el concreto en estado fluido al ser vaciado, para evitar la segregaci6n de éste y el escurrimiento de la lechada del mismo, manteniéndose asi las lineas y niveles correspondientes de acuerdo con lo señalado en los planos estructurales del proyecto (Ver figura N 1).
1. Deslizantes
Son aquellos encofrados contruidos a base de moldes, con un entablado de madera, mareo y refuerzos, colocndoles componentes metálicos, estructurales o tubulares como elementos de agarre, tienen la propiedad de ir desplazndose hacia las áreas por encofrar, una vez fraguado el concreto de la anterior. Son usados en estructuras muy grandes y de mucha altura tales como: silos, torres y otros.
2. Tipo Tunel
Son encofrados metAlicos en forma de “U” invertida, que encofran simultáneamente paredes y techo mediante laminas metilicas soportadas internamente por una estructura de tubos rectangulares. El conjunto de la estructura tubular y lminas conforman una unidad mecánica funcional retráctil que descansa sobre ruedas.

Fig. 1

martes, 29 de noviembre de 2011

Características de los encofrados Metalicos BYS.


De gran circulación en el mercado nacional de la construcción sin ánimo de publicidad y solamente porque los consideramos muy interesantes por sus notables características, presentamos el encofrado metálico universal BYS, del que, a grandes rasgos, vamos a describir las más destacadas.

Duración ilimitada
Las piezas que componen este tipo de encofrado están construidas de hierro y acero de la mejor calidad, no produciéndose desgaste alguno durante su uso, por ser muy sencillo su manejo, tanto en el montaje como en la operación de desencofrado.

Adaptable a cualquier medida
Los paneles metálicos, como luego veremos, están diseñados de tal forma que se adaptan a cualquiera que sea la medida de la estructura que se desee encofrar.

Montaje fácil y económico
La unión de los paneles entre sí mediante unos pernos que se introducen en los agujeros del elemento subsiguiente, destierran por completo todo empleo de mordazas, pasadores, abrazaderas, cuñas, tornillos y cualquier otra clase de herramientas. No precisa de personal especializado, ya que su montaje es sencillísimo. El desmontaje, por tanto, es también una operación sencilla, sin que se puedan producir desperfectos.

Amortización
El hecho de que estos paneles por las circunstancias expuestas, tengan una vida ilimitada, amortiza su coste mucho mejor que todos los sistemas conocidos hasta la fecha.

Medidas «standard»
Se encuentran estos paneles en el mercado, en las siguientes medidas:

40 x 50
50X 50
60 x 50

Como dato para el lector, indicamos que un pilar de tres metros de altura necesita el material siguiente:

4 elementos de base.
24 paneles de 50 x 50.
4 pletinas de blocaje.

Para montar un pilar de las dimensiones indicadas, se tarda un tiempo aproximado de 15 minutos.

Montaje
Vamos a dar a continuación un detalle del montaje con este tipo de paneles. 









En la figura 148, se ven los elementos de base. Una vez replanteado el pilar, se van colocando los Hamados elementos de base, de manera que la arista interior de dichos elementos coincida con lo que va a ser el paramento definitivo del pilar ya hormigonado. Una vez situados estos elementos de la base, se procede a continuación al montaje de los paneles.

En la figura 149, vemos cómo el primer panel monta sobre el elemento base (figura 148) de forma que el primer agujero del panel encaja en el primer pernio A (figura 148). Los demás agujeros encajarán en los pernios sucesivos, después en el pernio B del elemento núm. 2 (figura 144), y el resto sobrante del panel sobresaldrá a continuación en la medida necesaria.
 
A continuación procederemos a montar el segundo panel sobre el elemento núm. 2 en la misma forma citada en el párrafo anterior, o sea a partir del pernio C, hasta el pernio D del elemento núm. 3 (figuras 148 y 149), sobresaliendo a continuación el trozo de panel sobrante (fig. 150). Para cerrar el resto del espacio del pilar, se montan los otros dos paneles 1 tercero y cuarto, siguiendo el mismo procedimiento ya descrito (figura 151).

En la figura 152, se ve el montaje de los subsiguientes tramos de paneles, siguiendo siempre el mismo sistema. Cada panel inmoviliza siempre a dos de los que tiene debajo, dando una total solidez al encofrado.
Así seguiremos colocando paneles hasta llegar a la altura deseada. Por último, se colocan las pletinas de blocaje (terminales), como se ve en la figura 153, para que los cuatro últimos paneles no se separen. En la figura 154 presentamos el encofrado para un pilar.

Para el encofrado de muros, como vemos en la figura 155, se emplean también los mismos paneles, además de otros elementos que vamos a describir. 





 
Centinela
Con este elemento, de dos metros de altura, y que se muestra en la figura 156, se pueden efectuar toda clase de paramentos. Se adapta a los paneles standard, como se puede apreciar en las figuras ya mostradas. 


 
Cuña para sujeción de latiguillos
Con esta original cuña y mediante un tensor (ver las figuras 157 y 158) se obtiene un máximo de resistencia en ambas caras encofradas y permite soportar todas cuantas presiones pueda producir el hormigón, al ser depositado en los encofrados y pudiendo efectuar una vibración al máximo.

Cangrejo
Es éste un elemento eficaz e indispensable, pues viene a eliminar radicalmente la aplicación de toda clase de tornillos en la unión de los paneles entre si (figura 159).