sábado, 21 de enero de 2012

Cimbras cuajadas de puentes:Estructura encofrante, Barcos transversales, Torres, Cimentación.


Se trata de cimbras que transmiten directamente las cargas al suelo. Suelen tener alturas pequeñas, (hasta 12 a 15 metros), ya que para alturas superiores se suele utilizar torres más potentes y vigas entre ellas.

Pueden   tener dos zonas claramente diferenciadas: unas zonas cuajadas (cimbra apoyada o cuajada), con torres dispuestas en toda la planta de la estructura y otras zonas diáfanas (cimbra porticada). La cimbra porticada se suele disponer en las zonas de paso y en pendientes del terreno para salvar desmontes o terraplenes. Tanto la zona de cimbra cuajada como la porticada están compuestas de diferentes elementos:

Estructura encofrante. Se trata de los tableros de encofrado a los que se les da rigidez mediante correas, que en ocasiones son de madera.

Barcos transversales. Son estructuras transversales que dan forma a la sección del tablero y que se apoyan en los cabeceros de las torres.

Esquema y nomenclatura de diferentes elementos

Vigas de reparto. Debajo de los barcos y sobre las torres puede haber o no vigas de reparto
cuya misión es transmitir a las torres la carga centrada y repartida entre sus pies derechos.

Vigas de vano. Su misión es saltar un vano sobre un desnivel o permitir un paso bajo la cimbra.
Dependiendo de su luz pueden ser simples perfiles laminados o vigas en celosía.

Torres. Están formadas por pies derechos, generalmente de sección tubular o perfiles
laminados, que pueden estar unidos o no en parejas con elementos soldados, estos conjuntos
se llaman bastidores o marcos. 

Esquema de torre

En general se montan en grupos de cuatro montantes (o pies derechos), y cuentan en cabeza con husillos regulables acabados en horquillas que recogen las cargas mediante el apoyo de las vigas de cabeza. En su pié llevan bases regulables formadas por husillos y placa de base.

Los husillos inferiores permiten la verticatidad de la torre y conjuntamente con los superiores el ajuste en altura. La tendencia a disminuir el peso de estos elementos ha llevado a que se usen como torres elementos y sistemas propios de los andamios, que, en ocasiones, no son adecuados para las cargas que reciben. Su escasez de arriostramiento solo las permite soportar cargas ligeras.

La necesidad de aligerar el material para facilitar el montaje ha impulsado la tendencia a sopor-tar las cargas verticales con muchos elementos muy ligeros en vez de concentrarlas en pocos más potentes. 

Arriostramiento. Garantizan que la estructura puede transmitir las cargas horizontales que recibe y disminuye la longitud de pandeo. Pueden distinguirse tres niveles diferentes:

•  a) El arriostramiento de la propia torre entre sus cuatro pies derechos.
•  b) El de planos verticales entre torres.
•  c) El de planos horizontales entre torres.

En algunos casos los arriostramientos no coinciden con los nudos de la estructura, práctica que desde el punto de vista teórico no es recomendable, ya que introduce flexiones no deseadas en los montantes. Para el caso particular de torres de tubos existen recomendaciones y reglas que limitan estas excentricidades.

Cimentación. La cimentación de la cimbra depende del valor de las cargas trasmitidas y de la capacidad resistente del terreno. Como cimentación de las torres puede disponerse bajo cada pie derecho zapatas formadas por durmientes de madera, o bien zapatas de hormigón para cada torre o conjunto de torres en el caso de cargas más elevadas. En algunos casos es necesaria la disposición de cimentación profunda, lo cual puede aconsejar otros procedimientos de cimbrado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Triangulation: Estructura Trianguladas

Si se analiza cualquier estructura formada por la unión de perfiles simples, como las de las grúas de la construcción, algunos puentes, las ...

Entradas populares