Encofrados de yeso.



En la arquitectura de los edificios se proyectan muchas veces figuras y dibujos ornamentales a realizar en hormigón, para los cuales los encofrados de madera no resultan adecuados. Estas figuras se construyen, entonces, en madera o en cualquier otro material que se preste a ello, a tamaño natural, y se moldea sobre ellas un molde de yeso. Este molde de yeso utiliza seguidamente como encofrado para la construcción en hormigón de dichas  figuras, uniéndolo debidamente al encofrado general de la estructura. Al desencofrar se rompen los moldes, quedando impresa en la superficie del hormigón la figura o dibujo deseado.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada