Modalidades de control del Hormigón fresco.



La Instrucción española establece las tres modalidades de control siguientes:
 
• Modalidad 1: Control a nivel reducido
• Modalidad 2: Control al 100 por 100, caso en que se conoce la resistencia de todas las amasadas que componen cada lote
• Modalidad 3: Control estadístico, caso en el que sólo se conoce la resistencia de una fracción de las amasadas que componen cada lote

a) Control a nivel reducido
En este nivel, la resistencia del hormigón no se controla directamente, es decir, no se confeccionan probetas. El único control que se efectúa es el del hormigón fresco (apartado 10.5), determinando la consistencia en cuatro ocasiones por lo menos a lo largo del día.
Este nivel de control sólo puede utilizarse en obras civiles de pequeña importancia, en edificios de viviendas de menos de tres plantas con luces inferiores a los seis metros, o en elementos que trabajen a flexión de edificios de viviendas de hasta cuatro plantas y luces también inferiores a los seis metros. Además, deberá adoptarse un valor de la resistencia de cálculo a compresión fcd no superior a 10 MPa (es decir, lO N/mm2). 

b) Control al 100 por 100

Esta moda1icadt de control es aplicable a cualquier obra. Consiste en determinar la resistencia de todas las amasadas que componen la obra Y comprobar que ninguna de ellas resulta inferior a fck. No obstante Y dada la definición de resistencia característica, puede admitirse que en una e’ada veinte amasadas se obtenga un resultado más bajo del especificado.

Esta modalidad de control puede resultar interesante para elementos aislados de mucha responsabilidad en cuya composición entra un número pequeño de amasadas; en los demás casos y salvo excepción, no se justifica el elevado costo que supone controlar al cien por cien.

c) Control estadístico

Esta modalidad es la más utilizada y puede aplicarse a todo tipo de obras. El procedimiento de división en lotes Y el tamaño N de la muestra han quedado descritos en el punto 2° anterior. Cuando el lote abarque dos plantas, el hormigón de cada una de ellas debe estar representado en la muestra.

Una vez ordenados, de menor a mayor, los N resultados correspondientes a las amasadas muestieadas en la forma

para la resistencia característica estimada fest se tomará el valor siguiente:
en donde: 


La segunda fórmula anterior, aparentemente complicada, se aplica de forma sencilla siguiendo estos cuatro pasos: 

1)Se desecha la mitad más alta de resultados (por exceso, si N es impar)
2) Se reserva, dejándolo aparte, el valor Xm más alto de los que quedan
3) Se calcula la media aritmética de los valores restantes (que son uno menos que antes) y se multiplica por dos
4) Al resultado se le resta el valor Xm que se reservó antes.

En el caso particular N = 6 (y también para N = 7) resulta la expresión simple:


Merece la pena recordar, en relación con la fórmula que comentamos, la diferencia de significados que tienen los símbolos >= (igual o mayor que) y   (no menor que). Lo primero es una descripción de algo real, en tanto que el segundo es un criterio que debe aplicar quien emplea una determinada fórmula. El criterio es éste: si el primer término de la fórmula resultase menor que el segundo, tome el segundo e ignore el primero. 

TABLA 10.2  VALORES DEL COEFICIENTE KN


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada