Forma de aplicar control estadístico hormigón fresco.


El control estadístico. Para su aplicación y según acabamos de ver, es siempre necesario obtener el coeficiente KN de la tabla 10.2, cualquiera que sea el numero N de amasadas muestreadas de un lote. A continuación explicaremos la forma de operar con la misma.

En la tabla aparecen tres columnas señaladas con las letras A, B y C, que corresponden a tres clases de centrales de hormigonado, más una cuarta columna correspondiente a otros casos. Esta clasificación se ha efectuado en función del grado de homogeneidad del hormigón que se fabrica en cada una de ellas, el cual viene medido por el coeficiente de variación 3 correspondiente a la central en cuestión. Así,

• la clase A corresponde a centrales cuya 8 está comprendida entre 0,08 y 0,13;
• la clase B corresponde a centrales cuya 5 está comprendida entre 0,13 y 0,16;
• la clase C corresponde a centrales cuya 8 está comprendida entre 0,16 y 0,20;
• “otros casos” incluye las hormigoneras cuya 8 está comprendida entre 0,20 y 0,25.

Cada suministrador de hormigón conoce el valor de su 3, es decir, la clase A, B o C a la que pertenece su central; por consiguiente, al comienzo de la obra debe utilizarse, para calcular la resistencia estimada fest del lote, el KN de la columna que indique el suministrador. Pero la tabla contiene un mecanismo que permite verificar si la clasificación de la central fue o no correcta, y caso de no serlo, corrige el procedimiento operatorio de forma adecuada. Este mecanismo se basa en determinar el recorrido relativo de los N resultados obtenidos para las resistencias de las N amasadas muestreadas, y compararlo con los valores máximos r que figuran en la tabla.


Recordemos que el recorrido relativo de una serie de valores es igual al recorrido absoluto dividido por el valor medio de la serie; y que el recorrido absoluto es la diferencia entre los dos valores extremos de la serie. Así por ejemplo, si se dispone de 6 resultados con valores

27—29—32-33—35—36 N/mm2

El recorrido absoluto vale 36 - 27 = 9 N/mm2 y como el valor medio vale 32 N/mm2 (media aritmética de los seis resultados), el recorrido relativo resulta ser 9/32 = 0,28.

Mientras se cumpla que el recorrido relativo de los ensayos de control es menor que el máximo indicado en la tabla, debe seguir utilizándose el KN de la columna indicado por el suministrador. Pero si en un lote sucede que el recorrido relativo supera el máximo indicado en la tabla para esa clase de central, se considerará automáticamente que la central pertenecerá a una clase inferior, que será aquella en la que se cumpla la relación de recorridos que venimos comentando. Esta nueva columna se utilizará para juzgar el lote en cuestión y también los lotes sucesivos (salvo que la relación vuelva a incumplirse, en cuyo caso se procedería a una nueva declasación de la central).

Para aplicar el KN Correspondiente a una clase superior (de menor dispersión) es necesario haber obtenido resultados del recorrido relativo menores o iguales al máximo de la tabla en cinco lotes consecutivos, pudiéndose aplicar al quinto resultado y siguientes el nuevo coeficiente KN.

En conclusión este procedimiento que establece la Instrucción española supone una garantía para el usuario del hormigón, sin que por ello el suministrador quede desprotegido. Queda a criterio de este último la elección de la columna A, B o C por la que será juzgado su hormigón, a sabiendas de que un incumplimiento de recorrido entraña una declasación automática, que afectará por lo menos a cinco lotes.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada