PROPIEDADES DE LA MADERA: Compresión, Corte y Flexión.

Dentro de las propiedades mecánicas que son de mayor interés en el comportamiento estructural de la madera se encuentran la resistencia a compresión, la resistencia al corte y la resistencia a la flexión. Estas propiedades se evalúan mediante pruebas, algunas de éstas pruebas se ilustran esquemáticamente en la Figura 12.5, las pruebas requieren muestras sin defectos y perfectamente labradas, las pruebas se realizan de acuerdo a la norma ASTM D-2555.


Figura 12.4. Defectos en la Madera.



Figura 12.5. Evaluación de la Resistencia a Compresión, Corte y Flexión de la Madera.

En todos los casos la orientación de las fibras es determinante en los resultados de las pruebas, así por ejemplo la madera posee una mayor resistencia a la compresión si la fuerza
aplicada es paralela a las fibras (??). Si la carga es aplicada en forma perpendicular a las fibras
(?), la capacidad disminuye, en promedio este valor es de aproximadamente un 30 % de la
resistencia obtenida cuando las fibras son paralelas a la carga. Por estas razones, los elementos

estructurales sometidos a compresión deben ser fabricados atendiendo a la orientación correcta de las fibras.
Si se desea conocer la capacidad a compresión de la madera en una dirección diferente a

las anteriores, se puede emplear la formula de Hankinson que se define como sigue:





En el caso de la resistencia al esfuerzo cortante, la madera presenta una mayor resistencia cuando la fuerza cortante actúa en forma perpendicular a la orientación de las fibras. Todo mundo sabe que para hacer leña de un tronco de madera, el golpe del hacha debe ser paralelo a las fibras con el propósito de desgajarlo fácilmente.

Aunque la madera posee una muy buena capacidad a la tensión (tres veces mayor que la compresión), siempre y cuando la fuerza se aplique en forma paralela a las fibras, usualmente no se le trabaja en este sentido en forma directa (una excepción son algunos elementos en las armaduras de madera). Casi por lo regular si un elemento estructural debe resistir alguna tensión lo hace como parte de los esfuerzos generados por la flexión, es decir, una parte de la sección transversal recibe tensiones mientras la otra recibe compresiones. La resistencia a la flexión se obtiene mediante una prueba de flexión en la cual un espécimen apoyado libremente se carga al centro (flexión de tres puntos) hasta hacerlo fallar, calculando de aquí el esfuerzo máximo a la flexión o módulo de ruptura.

1 comentarios:

hiciscat dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

Publicar un comentario