jueves, 22 de marzo de 2012

Control de componentes del hormigón.



El control consta de dos fases: en la primera, al comienzo de Ja obra, se efectúan unos ensayos de aptitud para comprobar la validez del origen de suministro escogido; en la segunda, a lo largo de la obra, se efectúan periódicamente unos ensayos de control para comprobar que las características continúan sjeido adecuadas. Cuando se trate de hormigón preparado, será la central la obligada a efectuar estos ensayos.
 
1.º CEMENTO
Los ensayos de aptitud deben efectuarse sobre la totalidad de las característiças que prescribe la Instrucción RC97 , para lo cual déberáenviarse una muestra de 8 kg al laboratorio, con suficiente antelación respecto al comienzo de la obra. El laboratorio debe determinar también el contenido en ión cloro, valor éste que, sumado a los contenidos que aporten los restantes componentes del hormigón, no debe exceder del 0,4%  del peso del cemento, por razones de durabilidad.

Una vez aprobado el origen de suministro, se debe efectuar un ensayo de control cada tres meses de obra en casos normales, tomando una muestra de 8 kg formada por mezcla intima de tres porciones por lo menos. Estas porciones se tomarán de diferentes sacos o a distintas profundidades del silo si el cemento se suministra a granel.

La muestra debe corresponder a una misma partida de cemento, no debiendo mezcla porciones procedentes de diferentes partidas.

Las determinaciones que deben efectuarse en cada ensayo de control son:

a) Si el cemento posee Sello o Marca de Conformidad:

• en este caso los ensayos podrán sustituirse por un Certificado, expedido por el fabricante correspondiente a la producción de la jornada a la que pertenezca la partida servida.

b) Si el cemento no posee Sello o Marca de Conformidad:

• componentes del cemento;
• principio y fin de fraguado;
• resistencia a compresión;
• estabilidad de volumen.

Un resultado negativo en cualquiera de las determinaciones, confirmado por el oportuno contraensayo, debe dar origen al rechazo de la partida correspondiente, salvo demostración de que no supone riesgo apreciable para la resistencia y durabilidad del hormigón.

Con independencia de lo anterior, cuando el cemento experimente un almacenamiento superior a tres semanas, conviene efectuar los ensayos de principio y fin de fraguado y de pérdida al fuego, para comprobar que no ha experimentado alteraciones (meteorización).

Respecto a las condiciones de almacenamiento y conservación del cemento.

2.° AGUA

Los ensayos de aptitud deben efectuarse sobre la totalidad de características que prescriben las normas, para lo cual deberá enviarse una muestra de 2 litros al laboratorio, con suficiente anticipación al comienzo de la obra.

Una vez aprobado el origen de suministro, no es necesario realizar nuevos ensayos durante la obra si, como es frecuente, se está seguro de que no variarán las características del agua. En caso contrario (corno sucede cuando el agua viene de pozos cuyo nivel freático varía a lo largo del año; o de ríos cuyas aportaciones experimentan variación apreciable), deberán efectuarse nuevos análisis en las ocasiones oportunas.
Es fundamental la absoluta limpieza del recipiente en que se recoja la muestra.

3.° ÁRIDOS

Los ensayos de aptitud deben efectuarse sobre la totalidad de las características que prescriben las normas, para lo cual deberá enviarse al laboratorio una muestra de 15 litros de arena y 50 litros de grava.

Si se desea que el laboratorio realice también ensayos de dosificación, la muestra deberá ser de 200 litros de arena y 400 litros de grava.

Una vez aprobado el origen de suministro, no es necesario realizar nuevos ensayos durante la obra si no varían las fuentes de origen. Pero si éstas varían (caso de canteras con diferentes vetas) o si alguna característica se encuentra cerca de su límite admisible, conviene repetir los ensayos periódicamente de manera que durante toda la obra se hayan efectuado por lo menos cuatro controles.

Independientemente de lo anterior, que se refiere a ensayos de aptitud de los áridos para fabricar hormigones  deben efectuarse durante la obra controles de granulometría (prestando una especial atención al tamaño máximo del árido) y de contenido de humedad, con la frecuencia adecuada a las variaciones esperables.

Conviene conservar muestras de los áridos, en especial de la arena, hasta un año después de finalizada la obra. Bastan las mismas cantidades indicadas como necesarias para los ensayos de aptitud

4.º ADITIVOS

Es difícil controlar la calidad de los aditivos en sí, debido a que son productos amparados por patentes Y no suele haber información suficiente acerca de su composición.

Los ensayos iniciales de aptitud pueden efectuarse realizando cinco series comparativas de seis probetas una serie sin aditivo Y las otras cuatro con diferentes dosis del mismo (iguales a 0,5; 1; 2 y 3 veces la dosis recomendada por el fabricante), con objeto de conocer su efecto sobre el hormigón. EL parámetro que debe medirse es el modificado por el aditivo (resistencia a tres días; contenido en aire ocluido; principio y fin de fraguado, etc., según el caso).

No deben utilizarse aditivos que no vayan correctamente etiquetados y acompañados de un certificado de garantía del fabricante.

5.º ADICIONES

Si se emplea humo de sílice o cenizas volantes, debe exigirse un certificado de garantía, emitido por un laboratorio acreditado, relativo al cumplimiento de las prescripciones correspondientes.
 
Los ensayos de aptitud deben efectuarse sobre la totalidad de características que prescriben las normas. Para la determinación del índice de actividad debe emplearse el mismo cemento que vaya a utilizarse en la obra.

Una vez aprobado el origen de suministro, se debe efectuar un ensayo de control cada tres
meses de obra, efectuando las siguientes determinaciones:

• Para las cenizas volantes: trióxido de azufre, pérdida por calcinación y finura.
• Para el humo de sílice: pérdida por calcinación y contenido de cloruros.

El incumplimiento de alguna de las especificaciones será razón suficiente de rechazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario