Mostrando entradas con la etiqueta PINTURAS. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta PINTURAS. Mostrar todas las entradas

Supervisión y Control de Calidad del Trabajo de Pintura.

Todo trabajo con pinturas requiere de una adecuada supervisión, ésta es la única garantía de que tanto la preparación de la superficie por pintar como la ejecución de la pintura se hará correctamente, la supervisión debe evitar que se cometan errores en la pintura ya que cualquier tipo de corrección puede ser un problema.

En toda supervisión tiene que quedar claro que el supervisor debe estar capacitado para realizar su trabajo y tiene que quedar claro también qué es lo que se debe supervisar, en los trabajos de pintura se debe tener cuidado en lo siguiente:

•   La recepción y almacenaje de la pintura.
•   La verificación de la calidad de la pintura (incluyendo el color deseado).
•   La preparación de la superficie.
•   Que se realice la aplicación de la pintura en las condiciones ambientales más propicias.
•   Que se obtenga el grosor de pintura deseado o el número correcto de manos de pintura.
•   Que la pintura una vez aplicada tenga la protección adecuada para favorecer su secado y/o evitar su contaminación.

En algunos trabajos de pintura, especialmente en los tratamientos anticorrosivos resulta vital que la supervisión verifique los espesores de recubrimiento tanto del tratamiento primario como de la pintura propiamente dicha, ya que la protección y durabilidad del trabajo depende de esto. Generalmente los espesores de las pinturas se miden en milésimas de pulgada (mils), cuando la verificación de espesores se hace en un tratamiento anticorrosivo por razones obvias se debe emplear alguna técnica no destructiva, como por ejemplo el uso de medidores magnéticos. Para otros tipos de pinturas se emplean mediciones a base de calas y por medio de longímetros especiales provistos de lentes de aumento.

El control de calidad de las pinturas corresponde por un lado a todas las actividades que se mencionaron en la supervisión, con el objetivo de obtener un trabajo de campo de calidad, pero también debe corresponder a la compañía fabricante de la pintura. Cuando un consumidor de pintura  requiere  volúmenes  grandes  de  este  material,  es  necesario  que  destine  un  gasto exclusivamente para ensayes tanto de laboratorio como de campo si quiere asegurarse de   la buena calidad de su obra. En muchas ocasiones es aconsejable visitar obras en las que se hayan empleado los productos que se pretenden aplicar así como revisar los resultados de laboratorio del propio fabricante.

A continuación se citan algunas normas aplicables para verificar las propiedades de las pinturas, se señala entre paréntesis cuando la norma sólo es aplicable a un cierto tipo de pintura, de lo contrario pudiera ser aplicable a la mayoría.

Propiedad      Norma

Viscosidad    ASTM D-562
Densidad    ASTM D-1475
ph    ASTM E-70
Sólidos en Peso    ASTM D-2369
Secado al Tacto    ASTM D-1640
Secado Total    ASTM D-1640
Estabilidad en el envase    ASTM D-1849
Adherencia (primario)    ASTM D-3359
Sólidos en Volumen (primario)  ASTM D- 2697
Brillo 60° (esmalte)    ASTM D- 523
Cámara Salina (esmalte)    ASTM B- 117
Flexibilidad (esmalte, acrílica)   ASTM D- 522
Viscosidad Copa Ford (acrílica) ASTM D- 1200

Pinturas Luminosas.


Pinturas reflejantes.- Las pinturas reflejantes se elaboran con diminutas esferas de vidrio lanzadas sobre una base adhesiva, el vidrio tiene por objeto reflejar la luz visible que se impacta sobre la superficie pintada. Este tipo de pintura se ha usado con propósitos decorativos, aunque recientemente se ha empleado para distinguir la señalización y los acotamientos en carreteras de alta velocidad.
Pinturas Fosforescentes.- Las pinturas fosforescentes se elaboran con pigmentos que tienen la propiedad de devolver la luz visible especialmente de noche, algunos de los pigmentos que se emplean en éstas pinturas son el bromuro de sodio y el sulfuro de zinc. El vehículo en el que se dispersan los pigmentos fosforescentes puede ser un barniz alquidal marino, una laca de secado rápido o algún otro producto adecuado. Las pinturas fosforescentes se acostumbran en lugares donde se desea proporcionar algún efecto especial, como es el resaltar áreas peatonales en calles, obstáculos, zonas de peligro en instalaciones, etc.

Pinturas Metálicas

Las pinturas metálicas se elaboran con un pigmento metálico y un vehículo que puede ser natural o sintético, frecuentemente se usa el esmalte o el barniz sintéticos para elaborar las pinturas,  aunque  también  se  han  usado  las  lacas  y  los  vehículos  de  origen  asfáltico.  Los pigmentos metálicos son diminutas hojuelas de minerales como el latón, el aluminio, el bronce, el zinc y otros.
Las pinturas metálicas se usan esencialmente para decoración y también pueden requerir de un tratamiento primario sobre la superficie de aplicación, ya sea que se apliquen sobre madera o metales. Las pinturas metálicas se pueden aplicar con brocha, sin embargo se recomienda que se apliquen por aspersión, ya sea con pistola o directamente del envase de aerosol pues se ha descubierto que estos procedimientos depositan mejor las diminutas hojuelas que proporcionan el color de la pintura.

Pinturas Plásticas

Las pinturas plásticas se elaboran a base de emulsiones de resinas sintéticas llamadas simplemente látex, el nombre más correcto es el de pinturas plásticas debido a que el cuerpo de la pintura lo constituyen partículas plásticas dispersas en agua. Las formulaciones pueden ser muy variables dependiendo del material plástico involucrado, algunos de los plásticos que se emplean para  producir  éstas  pinturas  son:  el  butadiene-styrene,  el  acetato  de  polivinilo  (pinturas vinílicas), las resinas acrílicas (pinturas acrílicas) y las resinas epóxicas (pinturas epóxicas). El color se obtiene con pigmentos más seleccionados debido al carácter alcalino de este tipo de pintura, entre los pigmentos más empleados están: el blanco de titanio, el amarillo de cadmio, el rojo de cadmio, el talco, la mica y colores hidrocarbonados. Las emulsiones plásticas tienden a producir espuma por lo que se adiciona a la formula algún agente dispersante para lograr una mezcla homogénea.

Las pinturas plásticas se rebajan con agua al menos que el fabricante indique otra cosa, ya que en algunas ocasiones y debido a la formulación de la pintura se puede requerir de algo más que simplemente agua. Muchos fabricantes recomiendan emplear para su aplicación brocha de nylon, rodillo o pistola de aire. Las pinturas plásticas se pueden aplicar directamente sobre superficies húmedas sin deterioro en la pintura, de hecho para el caso de aplanados de cemento o cal nuevos se recomienda humedecer la superficie primero para lograr un acabado más uniforme.

Las pinturas plásticas son lavables y duraderas y se pueden encontrar en formulaciones especiales tanto para interiores como para exteriores.

Pinturas Alquidálicas.

Las pinturas alquidálicas se llaman así porque se elaboran a base de una resina sintética llamada resina alkid, ésta resina se obtiene de la combinación de alcohol (glicerina) con un ácido (anhidrido ptálico) y con un aceite (linaza), la glicerina neutraliza tanto al ácido como a la grasa del aceite formando moléculas que se polimerizan para formar el cuerpo de la pintura.
Las pinturas alquidálicas son en general muy buenas para resistir el deterioro del agua y son regulares para resistir la acción de los álcalis, sus formulaciones pueden ser muy variadas, en su gran mayoría se emplean para fabricar pinturas de colores claros y resistentes al intemperismo. Las pinturas alquidálicas se curan en un tiempo similar al de las pinturas de aceite.
Con  algunas  variaciones  en  su  formulación  se  producen  esmaltes alquidálicos que poseen  un  secado  rápido  y  de  gran  rendimiento  tanto  para  exteriores  como  para  interiores, aplicables tanto al hierro, la madera, la mampostería y para usos marinos (anticorrosivos), en esta variedad de aplicaciones la pintura se puede rebajar con aguarrás puro o gasnafta, nunca debe usarse  thinner  porque  daña  el  esmalte.  También  se  ha  empleado  la  mezcla  de  una  pintura alquidálica con un 20 a un 50 porciento de pintura de látex.

Pinturas de Aceite.

Las  pinturas de  aceite se  pueden  usar  en  una  gran  variedad  de  superficies  como: metales, madera, yeso, cerámica, mampostería, concreto, aplanados de mortero y muchas otras superficies tanto en exteriores como en interiores. Este tipo de pintura se fabrica a base de aceites (esto constituye el vehículo) así como de pigmentos que proporcionan tanto el cuerpo como el color.

Los aceites que se emplean para fabricar las pinturas pueden ser vegetales o animales, todos ellos deben tener la propiedad de endurecerse o secarse con la absorción del oxigeno del medio ambiente. Algunos de los aceites más comunes son los de linaza, el aceite deshidratado de castor, el de pescado, el de soya, una gran variedad de aceites de nuez, el aceite de girasol, el de maíz y otros.


Los pigmentos son partículas finamente molidas que se mantienen suspendidas en el aceite, los pigmentos que se mencionarán a continuación como posibles ingredientes de una pintura de aceite pueden muy bien usarse en otros tipos de pinturas ya que a final de cuentas serán sólidos en suspensión. Los pigmentos pueden ser blancos o de color, también pueden ser pigmentos opacos o de relleno. Los pigmentos se ocultan en el vehículo dependiendo de los índices de refracción de los dos ingredientes, es decir, cuando tanto el pigmento como el vehículo poseen índices de refracción semejantes no se les puede distinguir. En los pigmentos opacos la diferencia en índice de difracción con respecto a la del vehículo es muy marcada en tanto que para los pigmentos de relleno es muy poca, gracias a ésta última posibilidad, en la industria de las pinturas  frecuentemente  se  acostumbra  usar  pigmentos  de  relleno  con  el  fin  de  abaratar  el producto y especialmente de diluir mejor (bajar su contraste) a los pigmentos opacos.


Los pigmentos blancos más empleados no solo en las pinturas de aceite sino en otras también son el blanco de plomo, el óxido de zinc y el blanco de titanio. El blanco de plomo, es básicamente un carbonato de plomo, este pigmento imparte adhesión, tenacidad, elasticidad, durabilidad y aún con el envejecimiento de su superficie se pinta fácilmente, sin embargo su uso se reserva a exteriores en virtud de que sus vapores son peligroso y se le considera como venenoso en contacto directo con la piel. El óxido de zinc se usa ampliamente ya sea sólo o combinado  con  otros  pigmentos,  su  color  es  insensible  a  muchas  atmósferas  químicas  e industriales, mezclado con el blanco de plomo da muy buenos resultados. El blanco de titanio (dióxido de titanio) presenta una alta opacidad y en general muy buenas propiedades, se produce en varias formas muy útiles para la industria de la pintura.
Por lo que respecta a los pigmentos de color, estos son la mayoría de las veces de origen inorgánico, especialmente si tienen que ver con la elaboración de pinturas para exteriores donde los pigmentos de origen orgánico fácilmente pierden su brillantes, los pigmentos principales son:

metálico, negro, azul, café, verde, marrón, anaranjado, rojo y amarillo. El pigmento metálico se elabora con aluminio, bronce, oro y zinc, ya sea en forma de polvos, hojuelas, etc. El pigmento negro se elabora con grafito, carbón, sulfato de plomo, negro de vegetales o negro de animales. El pigmento azul se elabora con azul de ultramarino, azul de prusia y hierro. El pigmento café se elabora con mezclas de los óxidos férrico y ferroso. El pigmento verde se elabora con óxido de cromo y óxido hidratado de cromo. El pigmento marrón se elabora con óxido de hierro y cadmio. El pigmento anaranjado con cromato básico de plomo y cromo anaranjado de molibdeno. El pigmento rojo se elabora con óxido de hierro, cadmio rojo, plomo rojo y vermilión. El pigmento amarillo se elabora con cromato de plomo (amarillo de plomo), cromato de zinc, amarillos de cadmio y óxido hidratado de hierro.
La pintura de aceite se puede rebajar con thinner (solvente), para hacer más fluida la pintura gracias a que disminuye su viscosidad, ésta sustancia se evapora posteriormente, otros solventes pueden ser la nafta y la bencina. La pintura de aceite se puede aplicar con brocha o por aspersión.
Las pinturas de aceite son una excelente opción para dar un tratamiento anticorrosivo a los metales, aunque siempre se recomienda un tratamiento primario antes de la pintura, el tratamiento se da con los llamados primarios (primers), éstas sustancias dependen del tipo de superficie a tratar, a continuación se citan algunos ejemplos. Las superficies de aluminio se tratan con cromato de zinc. El acero estructural puede requerir cualquiera de los siguientes productos, en  exposiciones  normales  tanto  en  interiores  como  en  exteriores  se  pueden  usar  primarios oleoresinosos, primarios alquidálicos con rojo de plomo cuando la exposición es severa o cuando el acero quedará embebido en el concreto, y cuando el acero se vaya a exponer a un ambiente  húmedo  y  agresivo  se  debe  usar  un  primario  epóxico  con  rojo  de  plomo.  Los tratamientos primarios anteriores se pueden aplicar también a otras superficies metálicas como el acero galvanizado o el cobre en caso de que se desee pintar (previa limpieza).
En el caso de tratamientos anticorrosivos a base de pinturas de aceite se debe tener mucho cuidado en la preparación de la superficie, en muchas ocasiones la única forma de garantizar la limpieza total es con el uso de la técnica de limpieza con chorro de arena, ésta técnica consiste en lanzar con presión neumática arena sílica sobre la superficie por limpiar, el chorro de arena logra quitar todo tipo de impurezas y deja una superficie rugosa en el metal, con lo que se lograr una excelente adherencia del tratamiento anticorrosivo.

Pinturas Asfálticas.

Estas  pinturas  se  elaboran  a  base  de  emulsiones asfálticas (una  emulsión  asfáltica consiste en la dispersión del asfalto en agua) o de la disolución del asfalto con aceites. Este tipo de pinturas se usa mucho para impermeabilizar muros o para proteger tuberías contra la corrosión, las superficies pintadas deben permanecer enterradas, ya que los rayos del sol la cristalizan haciéndola perder su flexibilidad y consecuentemente se agrietan y deterioran con el tiempo. Las pinturas asfálticas se pueden aplicar con brocha o con rodillo.

Pintura de Cal.

La pintura ha sido empleada por el hombre desde tiempos muy remotos, entre más antigua la pintura más sencilla la técnica empleada en su elaboración. En la actualidad aún se usan técnicas antiguas para la elaboración de pinturas de uso común, una de éstas técnicas sirve para la elaboración de la pintura de cal, ésta pintura se usa mucho en el campo para pintar las casas o las bardas de las construcciones. La pintura resulta barata y fácil de hacer, dura más si se aplica sobre un aplanado de mortero y puede ser blanca o puede dársele color.
Los  ingredientes que  se  emplean  para elaborar una pintura de cal con rendimiento aproximado de 5 litros son: 1 Kg de cal, 2 litros de agua, 2 litros de baba de nopal, 1 taza de sal y colorante para cemento. La elaboración de la pintura de cal es como sigue: se deja reposar el nopal cortado en agua hasta que suelte la baba, posteriormente se machaca el nopal en una coladera para retener el gabazo y recoger la baba en el recipiente donde reposaba el nopal.

Enseguida con una cuchara se mezcla lentamente la cal y los dos litros de agua en una cubeta, se debe evitar aspirar los vapores, se agrega la sal y se mueve hasta que ésta se disuelve, luego se agrega la baba de nopal y se continua moviendo. Finalmente se agrega el colorante para cemento, la cantidad de colorante depende de la intensidad del color que se desea, y esto requiere de pruebas, una vez echa la mezcla se deja reposar por 12 horas antes de usarla, se debe tener la precaución de agitar bien la pintura antes de usarla.
La sencilla receta de la pintura de cal involucra elementos muy importantes, que por supuesto van cambiando según la tecnología, en este caso, la cal constituye el pigmento que con el secado de la pintura formará una delgada capa que se irá rigidizando con el tiempo, la sal es un elemento fijador del color y retenedor de la humedad la cual facilitará el desarrollo de resistencia en la pintura, la baba de nopal será el agente impermeabilizante pero a la vez proporcionará flexibilidad a la capa de pintura evitando que se deteriore rápidamente, y por último el colorante de cemento permitirá variar la apariencia de la pintura de cal cuando se desee un color diferente al color blanco que proporciona la cal sola.


La pintura de cal se puede aplicar con brocha de cerda de cualquier tipo, siendo la más común la brocha de cerda de lazo, generalmente se aplican dos manos para lograr un color bien definido, aunque esto depende de la cantidad de cal y/o del colorante que se adicione a la mezcla durante la elaboración de la pintura.

Tipos de Pinturas.

En la actualidad existe una gran variedad de pinturas elaboradas tanto con ingredientes naturales como sintéticos, antes se conocían solamente las pinturas de agua y las pinturas de aceite, ahora existen también las pinturas alquidálicas, las plásticas o de resinas emulsificadas, las metálicas y las luminosas.

Las Pinturas en la Construcción.

Por lo general todas las obras de ingeniería requieren de algún tipo de pintura, ya sea para  proporcionarle  al  material  de  construcción  una  protección  extra,  para  proporcionar información por medio del señalamiento, o simplemente para mejorar su aspecto, por estas y otras razones que se mencionarán a lo largo del capítulo es conveniente conocer los diversos tipos de pinturas disponibles. Por otro lado el ingeniero civil debe estar prevenido de que el costo de la pintura involucra tanto insumos, como mano de obra, herramienta, equipo, supervisión y control de calidad, todo esto es muy importante para el costo total de la obra y para la calidad de la misma. Un ejemplo en donde la falta de previsión puede ocasionar reparaciones más costosas e inclusive la pérdida de la obra por mala calidad, lo constituye un tratamiento anticorrosivo defectuoso del acero.

Las pinturas se elaboran con ciertos principios básicos que involucran el uso de un medio llamado  vehículo  en  el  cual  van  dispersas  diversas  partículas  que  tienen  el  propósito  de proporcionar la protección y/o el color, éstas partículas se pueden llamar sólidos. Los sólidos pueden ser de muy diversos tipos, ya sea naturales y/o artificiales.
En todo trabajo con pinturas se tienen que realizar trabajos de preparación en la superficie por pintar, algunas veces la preparación puede consistir simplemente en limpiar de polvo la superficie, en otras ocasiones puede ser necesario sellar las porosidades para ahorrar pintura, o tal vez  se  tenga que lijar la superficie para facilitar la adherencia de la pintura. El trabajo de

preparación depende mucho del tipo de pintura a aplicar, para algunas pinturas como las que se aplican sobre metales es necesario limpiar y desgrasar perfectamente la superficie antes de aplicar la pintura o dar algún tratamiento previo (primers o tratamientos primarios), esto para evitar que la pintura se desprenda con el tiempo.

Existe  una  gran  variedad  de  propiedades  físicas  de  las  pinturas  que  influyen  en  su aplicación, en su comportamiento mecánico y en su durabilidad, éstas propiedades deben ser investigadas con precaución antes de decidirse por el tipo y marca de pintura. Algunas de las propiedades físicas de vital interés en las pinturas son: la densidad, la viscosidad, la finura de sus sólidos, la intensidad de color o tono, el tiempo de secado, la  inflamabilidad o posibilidad de que al incrementarse la temperatura ambiental la pintura se encienda, el poder de cubrimiento o que tan bien cubre la superficie por pintar, la adherencia, la elasticidad, la flexibilidad, la resistencia a la tensión y la resistencia al intemperismo.