Mostrando entradas con la etiqueta CIMBRAS. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta CIMBRAS. Mostrar todas las entradas

Cimbras cuajadas de puentes: Recomendaciones generales.


Se incluye una relación de normas de buena ejecución que, aún no siendo exhaustiva, su cumplimiento ayudará a evitar las causas principales de accidentes en este tipo de estructuras.

  •   Se tendrá un especial cuidado en .disponer las cuñas necesarias para los apoyos de elementos inclinados sobre otros horizontales. Estas cuñas deben de ir solidarias con el elemento inclinado para no trasmitir empujes laterales.

  •   Con el fin de no introducir flexiones en los pies derechos, las vigas de cabeza deben apoyar centrados con los tubos verticales; para garantizar esto, se dispondrán de elementos de centrado. En general, no se recomienda el uso de cuñas de madera para el centrado de vigas metálicas ya que es probable que se muevan.

  •   Todos los elementos verticales estarán convenientemente dispuestos a tope contra el elemento inferior al que trasmite la carga, ya sea tubo contra tubo o apoyo inferior contra cimentación, es decir, se evitarán las holguras. En el caso de que existan tubos con pasadores se revisarán que están todos convenientemente montados.

  •   La fijación de las diagonales de arriostramiento debe hacerse lo más próximo posible a los nudos de unión de elementos verticales y horizontales de las torres. En el caso de que las fuerzas horizontales no puedan pasar a través de los husillos se dispondrán las diagonales hasta la coronación o al apoyo inferior de la torre, y se fijarán en coronación o en arranque de los husillos superior e inferior respectivamente.

  •            En todos los encofrados verticales o inclinados que absorban los empujes horizontales del hormigón fresco, se cuidará el perfecto ajuste de los latiguillos de atado de encofrados opuestos.

  •   Antes de dar por válida la cimbra para el hormigonado del tablero, se revisará para garantizar la inmovilización de todos los elementos y la correcta materialización de todas las uniones y apoyos.

  •   Si se hace una escalonado en terraplenes, se ejecutará cada escalón con sobre-ancho

para su óptima compactación y, posteriormente, se retirará

  •   Durante el hormigonado del tablero, se pondrá especial cuidado en no provocar acumulaciones puntuales de hormigón que generen cargas superiores a las que en cada zona trasmite la sección de proyecto del tablero. Asimismo debe minimizarse el impacto producido por el hormigón al ser vertido por la manguera de bombeo. Son especialmente sensibles a estos fenómenos las zonas de alas en los tableros con sección de viga gaviota.

Cimbras cuajadas de puentes:Estructura encofrante, Barcos transversales, Torres, Cimentación.


Se trata de cimbras que transmiten directamente las cargas al suelo. Suelen tener alturas pequeñas, (hasta 12 a 15 metros), ya que para alturas superiores se suele utilizar torres más potentes y vigas entre ellas.

Pueden   tener dos zonas claramente diferenciadas: unas zonas cuajadas (cimbra apoyada o cuajada), con torres dispuestas en toda la planta de la estructura y otras zonas diáfanas (cimbra porticada). La cimbra porticada se suele disponer en las zonas de paso y en pendientes del terreno para salvar desmontes o terraplenes. Tanto la zona de cimbra cuajada como la porticada están compuestas de diferentes elementos:

Estructura encofrante. Se trata de los tableros de encofrado a los que se les da rigidez mediante correas, que en ocasiones son de madera.

Barcos transversales. Son estructuras transversales que dan forma a la sección del tablero y que se apoyan en los cabeceros de las torres.

Esquema y nomenclatura de diferentes elementos

Vigas de reparto. Debajo de los barcos y sobre las torres puede haber o no vigas de reparto
cuya misión es transmitir a las torres la carga centrada y repartida entre sus pies derechos.

Vigas de vano. Su misión es saltar un vano sobre un desnivel o permitir un paso bajo la cimbra.
Dependiendo de su luz pueden ser simples perfiles laminados o vigas en celosía.

Torres. Están formadas por pies derechos, generalmente de sección tubular o perfiles
laminados, que pueden estar unidos o no en parejas con elementos soldados, estos conjuntos
se llaman bastidores o marcos. 

Esquema de torre

En general se montan en grupos de cuatro montantes (o pies derechos), y cuentan en cabeza con husillos regulables acabados en horquillas que recogen las cargas mediante el apoyo de las vigas de cabeza. En su pié llevan bases regulables formadas por husillos y placa de base.

Los husillos inferiores permiten la verticatidad de la torre y conjuntamente con los superiores el ajuste en altura. La tendencia a disminuir el peso de estos elementos ha llevado a que se usen como torres elementos y sistemas propios de los andamios, que, en ocasiones, no son adecuados para las cargas que reciben. Su escasez de arriostramiento solo las permite soportar cargas ligeras.

La necesidad de aligerar el material para facilitar el montaje ha impulsado la tendencia a sopor-tar las cargas verticales con muchos elementos muy ligeros en vez de concentrarlas en pocos más potentes. 

Arriostramiento. Garantizan que la estructura puede transmitir las cargas horizontales que recibe y disminuye la longitud de pandeo. Pueden distinguirse tres niveles diferentes:

•  a) El arriostramiento de la propia torre entre sus cuatro pies derechos.
•  b) El de planos verticales entre torres.
•  c) El de planos horizontales entre torres.

En algunos casos los arriostramientos no coinciden con los nudos de la estructura, práctica que desde el punto de vista teórico no es recomendable, ya que introduce flexiones no deseadas en los montantes. Para el caso particular de torres de tubos existen recomendaciones y reglas que limitan estas excentricidades.

Cimentación. La cimentación de la cimbra depende del valor de las cargas trasmitidas y de la capacidad resistente del terreno. Como cimentación de las torres puede disponerse bajo cada pie derecho zapatas formadas por durmientes de madera, o bien zapatas de hormigón para cada torre o conjunto de torres en el caso de cargas más elevadas. En algunos casos es necesaria la disposición de cimentación profunda, lo cual puede aconsejar otros procedimientos de cimbrado.

Seguridad en el empleo de la cimbra.


Las operaciones que son precisas realizar en las cimbras para su montaje, utilización (ferrallado, hormigonado...), maniobras y descimbrado, se efectúan generalmente por operarios que han de llegar a los elementos correspondientes. Es preciso proporcionarles accesos y superficie de trabajo razonablemente seguros para evitar golpes con la propia cimbra o caídas, la mayoría de las veces desde una altura que puede ser mortal.

Se han de conocer unas nociones sobre las medidas que se han de tomar para garantizar la seguridad de los trabajadores que operen en la cimbra.

Para garantizar la seguridad de las personas es imprescindible actuar en cuatro direcciones:

  •   Poner los medios adecuados para poder hacer las operaciones necesarias en condiciones razonables de seguridad.

  •   Tener la actitud, en la realización de esas operaciones, de previsión de los riesgos que supone cada actuación. Para ello es esencial por un lado la formación y por otro la vigilancia la cual se debe realizar principalmente por los mandos intermedios (encargados y capataces) los cuales detectaran los riesgos y harán cumplir las normas.

  •   La seguridad estructural que garantiza que cada uno de los elementos de la estructura soporta las cargas con deformaciones adecuadas. Hay que destacar también las condiciones de estabilidad y vuelco en condiciones de movimientos montajes desmontajes y traslados.

  •   El fallo de un elemento o un error humano debe producir un incidente de menores consecuencias pero no un gran daño. Por este motivo hay que hacer un ejercicio en los elementos esenciales de las consecuencias de su fallo para minimizarlas.

Todas  las operaciones deberán ser supervisadas por el responsable de la empresa suministradora de la cimbra y de la ejecutora de la estructura, independientemente de la necesaria presencia del responsable de Seguridad y Salud de la obra.

Características del proyecto de la cimbra.


Antes de  usar cualquier cimbra se deberá tener en la obra su proyecto, el cual incluirá, al menos:

  •   Una memoria descriptiva  en la que se especifiquen las instrucciones de utilización y montaje de las piezas que se vayan a emplear. Estas comprenderán todos los datos necesarios para el empleo correcto de los materiales en todas las fases de trabajo. Se especificarán las interferencias especiales con el entorno, como líneas eléctricas u otros servicios, y la forma de resolverlas. Se darán las recomendaciones de montaje y desmontaje.

Se incluirán además los criterios de aceptación y rechazo de materiales tales como deformaciones o corrosión, así como las tolerancias de montaje, desplomes, y excentricidades. Alternativamente parte de estas condiciones pueden venir reflejadas en un Pliego de Prescripciones Técnicas.

  •   Planos en los que se defina la disposición de los diferentes elementos de la cimbra. En caso de utilizar material estándar se deberá adjuntar documentación gráfica de este.

  •   Anejo de cálculo  en el que  se justifiquen los elementos dispuestos. En el caso de utilización de material estándar se podrá justificar mediante ensayos, incluyéndose la documentación de estos con las condiciones en las que se realizaron las pruebas, y las especificaciones de uso que se deduzcan.

  •   En los casos de cimbras autolanzables, lanzadores, etc. se puede además realizar una prueba de carga como criterio de validación del diseño y fabricación, o en el caso de necesitar conocer con precisión las deformaciones. En el proyecto se indicarán las diferentes posiciones de la prueba así como las flechas.

  •   Requerimientos geotécnicos.  Se indicarán las presiones admisibles requeridas en el terreno, comprobando el Ingeniero Geotécnico de la obra que estas son realmente soportadas por este.

El alcance de esta documentación variará en función de la complejidad o estandarización de la cimbra

ENCOFRADOS CIMBRAS Definición


Son estructuras, normalmente tubulares, que soportan encofrados y trasmiten las cargas al terreno o a otros elementos, y su misión es como elemento resistente o estabilizador y rigidizador.