CIMENTACIONES POCO PROFUNDAS

La parte más inferior de una cimentación poco profunda son las zapatas corridas. Estas se prolongan en sentido lateral para distribuir su carga sobre un área de suelo que sea sufícientemente ancha. De esta forma la capacidad de carga permisible del suelo no es sobrepasada. El área de contacto reciuerida es igual al cociente de la magnitud de las fuerzas transmitidas entre la capacidad de carga permisible de la masa de suelo sustentante.


Cuando las zapatas para construcción ligera se apoyan en suelo no cohesivo estable y transmiten una carga continua de menos de 29 kN/m (2000 libras por pie lineal), pueden tener las siguientes dimensiones en la sección transversal.




Para minimizar los efectos de abultamiento del terreno cuando se congela y se expande el agua subterránea en clima frío, el reglamento de construcciones requiere que las zapatas se colociuen debajo del nivel de penetración de heladas ciue se espera en el sitio del edificio.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada