Cimentaciones y la resistencia del suelo donde se quiere construir.



La cimentación más conocida es la mampostería de piedra pegada con mortero de cemento.

En terrenos arcillosos como el de la ciudad de México resultanmejores las cimentaciones rígidas de concreto armado.

El cuerpo humano es sustentado por las piernas, y transmi-te la carga (su peso) a través de las plantas, al terreno que lo recibe. (véase figura 9-1.ayb)

A semejanza del cuerpo humano, la construcción transmite la carga al terreno por la cimentación. Al transmitirse la carga al terreno, hay que considerar la capacidad de éste para soportarla.

Pongamos de ejemplo un suelo blando; recargamos el cuerpo sobre una vara, y ésta se va a hundir.

Llevemos el ejemplo anterior, a la construcción. En terrenos blandos es más fácil que se hunda un poste o columna que un cimiento o la losa de cimentación. La explicación técnica es la siguiente:

Figura 9.1. La construcción transmite la carga al terreno por la cimentación.


• La carga que se ejerza sobre el terreno tenderá a penetrar. (véase figura 9-2. A)

• El terreno contrarrestará el peso en sentido contrario, es decir, impedirá la penetración (resistencia o capacidad de carga del suelo). (véase figura 9-2. B)

• Carga y suelo constituyen un equilibrio de fuerzas; si la carga es mayor que la resistencia del suelo, se hundirá el peso (objeto, persona, cimentación, etc.). Por el contrario, si el peso es menor que la resistencia del suelo, no habrá hundimiento.

• Si el peso que tiende a penetrar en el suelo se reparte en una superficie mayor, el hundimiento será menor, o se equilibrará. Técnicamente, se están distribuyendo o repartiendo cargas en el terreno. A mayor superficie de cimentación, mayor distribución de carga (menos hundimiento). Un ejemplo claro es el expuesto en las figura 9-2 c y 9-2 d. Para reforzar el concepto: si una persona camina en la playa, sus pies se hundirán, sin embargo, al acostarse el hundimiento de su cuerpo es menor, es decir, esta distribuyendo su peso en el suelo en una mayor superficie.

• Técnicamente, se dice que la resistencia de un terreno se mide en kg/cm2 (kilogramos por centímetro cuadrado) o ton/m2 (toneladas por metro cuadrado), es decir, la carga que puede resistir el terreno por la unidad de superficie sin que se hunda o peligre la construcción: de aquí la clasificación de suelos en blandos, medianos o duros. (véase figura 9-2. E)

• Los suelos blandos requieren o requerirán mayor cuidado porque tienen menor resistencia a la penetra-
ción; obviamente, los suelos duros tienen mucha resistencia a la misma.

Si decimos que un terreno tiene una resistencia de 5 ton/m2 (cinco toneladas por metro cuadrado), indicamos que soportará una carga máxima de cinco toneladas por cada metro cuadrado. Al sobrepasarse las 5 toneladas, el terreno tenderá a hundirse.


Figura 9.2. Resistencia del suelo donde se quiere construir.

0 comentarios:

Publicar un comentario