Control de la resistencia del hormigón.


INTRODUCCIÓN Y DEFINICIONES

El objeto de este control es comprobar que la resistencia del hormigón que se coloca en obra es por lo menos igual a la especificada por el proyectista y que ha servido de base a los cálculos.

Para ello, a lo largo de la obra, se procederá a la confección y ensayo de probetas cilíndricas 15 x 30, empleando los métodos operatorios. Si los resultados son positivos, se acepta automáticamente el hormigón correspondiente; y si no lo son, se procede a ulteriores determinaciones y estudios, según se irá viendo a lo largo de este apartado.

Cuando se trata de obras de escasa importancia, puede prescindirse del control mediante probetas y efectuar una estimación indirecta de la resistencia del hormigón.

Para la buena comprensión de lo que a continuación se indica, comenzaremos estableciendo algunas definiciones necesarias.

Valor característico de una variable aleatoria es aquel que está asociado a un cuantil del 95 por 100; es decir, que existe una probabilidad de 0,95 de que se presenten valores individuales más favorables que él.

Resisiencia característica especifica, fck
, es el valor que adopta el proyectista como base de sus cálculos que está asociado a un cuantil del 95 por 1 0() por la derecha. Se le denomina también resistencia característica de proyecto. A este valor se le aplican los coeficientes de seguridad prescritos por las normas.

Resistencia característica real, fck
, correspondiente al hormigón de una zona homogénea de obra, es el valor que tiene una probabilidad de 0,95 de ser igualado o superado por el valor obtenido al ensayar a compresión una probeta cilíndrica 15 x 30 tomada al azar dentro de la zona. Esta resistencia característica real es un valor imposible de conocer en la práctica, puesto que para determinarlo sería necesario conocer la resistencia de todos y cada uno de los puntos de la zona considerada.

Resistencia característica estimada, fck
, correspondiente al hormigón de una zona homogénea de obra, es el valor obtenido al ensayar unas cuantas probetas y aplicar a los resultados obtenidos una fórmula matemática llamada estimador. De esta forma, se estima (es decir, se cuantifica aproximadamente) el valor de la resistencia característica real del hormigón correspondiente. 

Lote de control es la cantidad de hormigón que, habiendo sido confeccionado y puesto en obra en condiciones sensiblemente iguales, se somete a juicio de una sola vez, pudiendo ser aceptado o rechazado.

Unidad de producto es la menor cantidad de hormigón que se confecciona en las mismas condiciones esénciales. Por consiguiente, se identifica con cada amasada, cualquiera que sea el volumen de ésta.

Tamaño del lote es el volumen de hormigón que lo constituye, expresado en: metros cúbicos o en número de amasadas por lote.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada