Requisitos de seguridad encofrados.


Para la inspección de los encofrados se deberá tener en cuenta los siguientes factores:


1 Ejes

Se deberá verificar los ejes en el replanteo teniendo en cuenta 1a8 referencias, medidas y ángulos, se deberá revisar también los ejes en cada nueva planta y comprobar que correspondan exactamente con los de la planta inferior, ya que de ello depende la, superposición exacta de los centros de ejes verticales.

6.2.1.1 Se deberá verificar que todos los elementos, en particular las columnas, tengan sus ejes perpendiculares, coincidiendo con la intersección de los ejes principales.

6.2.1.2 Las caras de los tableros (en el caso de ser rectangulares o cuadrados) deberán ser paralelos a los ejes principales.

6.2.1.3 Se deberá verificar que los puntos de referencia para el trazado de los ejes sean inamovibles, y que estén debidamente identificados con el plano respectivo.

2 Moldes
Los moldes de cualquier material se deberán verificar tomando en cuenta:

2.1 Ubicación
Se deberá verificar si los moldes están colocados en la posición correcta respecto a sus ejes y se correspondan con las especificaciones referidas en el proyecto.

2.1.1 Los moldes de columnas deberán revisarse con cuidado, ya que de éstos depende la correcta ubicación de las vigas.

2.1.2 Las caras de los moldes deberán ser paralelas a sus ejes en columnas cuadradas o rectangulares.

2.1.3 En columnas circulares o poligonales, se deberá comprobar que el eje vertical del molde coincida exactamente, con la intersección de los ejes principales, también se deberá comprobar que los arranques de escaleras, ejes de paredes o muros correspondan con los ejes respectivos.

2.2 Nivelación
Se deberá tomar en cuenta la contra flecha necesaria para que la estructura una vez desencofrada tome la posición prevista. Se podrá tomar una contra flecha de 1 mm por ni. Cuando se trate de estructuras especiales las contra flechas deberán ser las que resulten de los estudios elásticos.

2.2.1 Se deberá verificar el aplomado en varios puntos del tablero, principalmente en los extremos. Cuando el molde es circular o poligonal el aplomado se deberá comprobar por su eje vertical, el cual debe coincidir en la Intersección de los ejes principales.

2.2.2 Se deberá comprobar la verticalidad de los costados de vigas y tableros de cierres de losas.

2.2.3 Se deberá verificar la horizontalidad de los peldaños en las escaleras y en los diferentes puntos de nivel de las losas.

2.2.4 Se deberá verificar las posiciones y forma8, asl como la solidez del apoyo antes de vaciar el concreto o después de una lluvia.

2.3 Refuerzos
Se deberá verificar que los moldes tengan las piezas de refuerzos (tales como: corbatas, tensores, codales y otros) que garanticen la suficiente resistencia de los tableros para contrarrestar la presión que ejercerá el concreto al momento del vaciado de tal forma que no permitan ningin tipo de deformación.

2.4 Juntas
Deberán ser estancas y en caso de ser necesario se deberán calafatear con estopa o similar a fin de evitar escapes de lechada del concreto.

3 Apuntalamiento
Los encofrados deberán estar apoyados sobre puntales, que se arriostraran longitudinalmente y transversalmente, de modo que las cargas horizontales que produzcan puedan ser transmitidas directamente al suelo.

3.1 Para apuntalar con piezas de madera se deberán usar puntales rectos y si se usan viguetas, tendrán un diámetro no menor de 7 cm, se deberán arriostrar con cruces de San Andrés y para reducir la longitud de pandeo se colocarán arriostramientos en direcciones perpendiculares entre

3.2 Si el apuntalamiento está hecho sobre terreno natural, la carga transmitida por los puntales deberá distribuirse sobre éste, por medio de tablas, cuñas de madera, fundaciones de concreto u otro dispositivo conveniente de acuerdo a la resistencia del suelo..

3.3 El encofrado y el apuntalamiento con elementos de acero deberán tener un factor de seguridad no menor de 2.5.

3.4 En los apoyos de los puntales se intercalarán cuñas, cajas o sacos de arena y dispositivos de tornillo, en caso de puntales metálicos, para que el desencofrado se efectué en forma gradual sin choques ni sacudidas.

3.5 Si la construcción es de varios niveles los puntales de los distintos niveles deberán colocarse superpuestos según sus verticales.

3.6 Los empalmes de puntales deberán hacerse a tope y con cubrejuntas, si son circulares, se colocarán por lo menos tres cubrejuntas y cuatro si la sección es rectangular.

3.7 El largo de cada cubrejuntas no deberá ser inferior a siete veces la menor dimensión transversal por empalmar.


3.8 La cantidad de puntales empalmados no será mayor del 20% del total distribuidos equitativamente entre los puntales sin empalmar.

3.9 Los puntales no deberán llevar empalmes en el tercio central.
3.10 La separación máxima entre puntales es de 1,50 m. Esta distancié puede variar en función del peso que deben soportar, pero en ningún caso debe sobrepasar esta distancia.

3.11 Al desencofrar se deberán dejar en su sitio algunos “puntales de seguridad” durante un periodo de 8 días en las obras construidas con cemento de tipo normal o de 4 días para las de cemento de alta resistencia inicial.
3.12 Se verificaré que los puntales no tengan empalmes y estén colocados superpuestas según sus verticales en los diferentes pisos.
3.13 En losas de mas de 3 ni de luz, se deberá dejar un puntal de seguridad en el centro de la losa y a partir de éste se dejaran puntales a una distancia máxima entre si de 3 m.
3.14 En vigas de menos de 3 m de luz se deberá dejar un puntal de seguridad en el centro de la luz.
3.15 En vigas de más de 3 m de luz se deberá usar el numero de puntales de seguridad señalado en la tabla No. 2.


4 Arriostramiento
Se deberá comprobar que el arriostramiento es suficiente para garantizar la estabilidad de los moldes y que éstos estén suficientemente fijos. Cuando sea necesario apuntalar un molde muy alto.

5 Antes del vaciado del concreto los encofrados se deberán humedecer con el objeto de evitar que absorban el agua que contiene la mezcla de concreto. 

6 Desencofrado

6.1 El desencofrado se deberá efectuar con el mayor cuidado para no deteriorar los moldes.

6.2 Se verificará que no se desencofre antes de que el concreto haya alcanzado la resistencia necesaria para soportar las cargas muertas y las cargas adicionales que puedan presentarse. El coeficiente de seguridad no será inferior a 2.

6.3 El desencofrado se deberá hacer sin trepidaciones, ni sacudidas violentas ni repetidas.

6.4 Las columnas deberán desencofrarse antes de desencofrar las losas y vigas que sustentan.

6.5 Para utilizar un entrepiso inmediatamente después de retirar los puntales, se deberán tomar precauciones adicionales.

6.6 Durante el desencofrado se deberá cerrar el tránsito de personas y salo se permitirá la presencia de aquellas necesarias .para la operación.

6.7 Las losas comenzarán a ser desencofradas por los extremos y luego la zona central. En la tabla No. 3 se indican los tiempos mínimos de desencofrado, dependiendo del tipo de concreto y el elemento estructural a desencofrar. 



Requisitos de diseño de encofrados.


Los elementos que componen el encofrado deberán tener las dimensiones y características necesarias para resistir sin deformaciones las cargas de trabajo, de acuerdo a lo especificado a continuación:

1 La separación y cantidad de traviesas, dependerá del tamaño del
encofrado, teniendo en cuenta la presión del concreto según el volumen de
éste.
2 Las traviesas deberán tener un ancho entre 7 x 10 cm, aproximadamente por el mismo espesor de la tabla. El largo de las traviesas va en función de los diferentes elementos de encofrado.
3 La separación entre traviesas no deberá ser mayor a 80 cm. Las traviesas se deberán colocar medio centímetro del centro de los tableros, también en algunos casos sobresaldrán 2,50 cm. (Ver Fig. 3). 

 Fig. 3
 
4 Los cepos podrán ser de 10 cm de ancho por 24 cm más que el ancho de los tableros del encofrado, el grueso podrá ser de 2,5 cm si es de tabla y de 5 cm si es de cuartón. (Ver Fig. 5). 

  Fig. 5

5 Los cepos para columnas de tipo normal se deberán colocar el primero a 30 cm del piso y los restantes a 45 cm aproximadamente.

6 Cuando se utiliza corbatas de metal, se deberá colocar traviesas para que las corbatas queden apoyadas sobre éstas. (Ver Fig. 10.). 

 Fig. 10

7 Los refuerzos (cepos de madera o corbatas metálicas), deberán colocarse más juntos en la parte inferior de la columna, ya que cuando en el encofrado se yací a el concreto, éste produce una fuerza de empuje que trata de separar los tableros del encofrado.

Esta fuerza se. produce en forma creciente de arriba hacia abajo, y ejerce la mayor intensidad en el tercio inferior de la altura del encofrado. (Ver Fig. 11). 


Fig. 11


8 Para columnas, generalmente el primer refuerzo deberá ir a 30 cm de la parte inferior del encofrado. 

Los sucesivos refuerzos deberán colocarse a 45 cm aproximadamente. (Ver Fig. 12). 

Fig.12


9 Para columnas pesadas, mayores de 0.24 m^2 se podrá aplicar las siguientes separaciones. (Ver Fig. 13).

Fig.13


10 Para columnas ligeras, menores de 0.24 ¿“se podrá aplicar las siguientes separaciones. (Ver Fig. 14).


Fig.14

11 El diámetro de los camones deberá ser mayor que el de la columna, éste se calculará de la siguiente manera: (Ver Fig. 17).

D = Dc + Gt 

Donde:

D = diámetro del camón
Dc = diámetro de la columna
Gt grueso de la tabla. 


 Fig. 17

 
12 Los parales podrán ser de 10 x 5 cm y su separación debe ser de 60 cm máximo.

13 Los largueros podrán ser de 10 x 5 cm el primero se deberá colocar a 30 cm de la base, los dos siguientes de 40 a 50 cm y los otros de 60 a 80 cm.

14 Todos los encofrados deberán ser tratados con aceites, para evitar que el concreto se adhiera a la madera, estos aceites deberán aplicarse antes del montaje, en todo caso el aceitado se deberá hacer antes de la colocación de los refuerzos.

Montaje y desmontaje de encofrados.

Cuanto el montaje y desmontaje de los encofrados se haga exclusivamente con mano de obra, es conveniente que los tableros y demás elementos no excedan de un peso de 35 kg por operario, procurando no abusar del número de estos. La madera debe estar excenta de nudos que comprometan la estabilidad de los moldes. En cuanto a otros materiales tales como: clavos, alambre pernos, tuercas, y otros, son elementos que se deben seleccionar ya que de ellos también dependerá la resistencia de los moldes.

Maderas para encofrados.


1 La madera para encofrados deben ser de consistencia blanda, de tal manera que se permita el clavado con facilidad sin que se raje.
 
2 Los tableros no deben deformarse sufriendo torcedura, se deben conservar húmedos para evitar que se doblen, debido al hinchamiento que se producirá al vaciar el concreto.
 
3 Los cuartones deben ser de madera más resistente que la de las tablas por la función que estos desempeñan y no deben conservar humedad.
 
4 Las viguetas por ser piezas destinadas a puntales, deben ser de madera dura.
 
5 En la construcci6n de encofrados, se deberá utilizar maderas que reúnan las características de las que se señalan a continuación y para los usos específicos que se indican:

5.1 Saqui—Saqui (Ceiba)
Es un tipo de madera fina y sin repelo, de fibra larga regularmente abierta la cual la hace ser blanda. Conserva gran cantidad de humedad en su interior, lo que evita que al recibir la humedad del concreto se deforme y pueda aprovecharse varias veces. Esta madera reúne todas las condiciones requeridas para tableros y todo tipo de formaletas.
5.2 Moreillo (Aurora o Aurora rosada)
Es una madera semidura de fibras regularmente compactas. Se utiliza para gulas, parales, largueros, tornapuntas y otros. No se recomienda utilizar en tablas, ya que se dificulta el clavado y tiende a rajarse y torcerse fácilmente.
5.3 Mangle
Es una madera muy dura y con gran contracci6n. Se utiliza para puntales.

Materiales usados en los encofrados - Especificaciones.

Tabla No. 1. Materiales para encofrar.

Encofrados: Piezas de soporte y apuntalamiento, guias, piezas de arriostramiento.

1. PIEZAS DE SOPORTE Y APUNTALAMIENTO
Son aquellas que reciben las cargas producidas por el peso propio de los moldes, así como también del concreto que se habrá de vaciar. Según su función pueden ser: puntales, muletas y guías o cuartones.

2. PUNTALES
Son aquellas piezas de madera o metálicas colocadas verticalmente o inclinadas, generalmente usadas para soportar encofrados de losas y vigas. (Ver Fig. 5).

2.1 Muletas. Son aquellos puntales con travesaños en su parte superior y dos piezas de arriestramiento que lo refuerzan, generalmente usadas para soportar vigas medianas. (Ver Fig. 5).

3. GUIAS
También llamadas traviesas o largueros, son aquellos elementos colocados perpendicularmente unos contra otro y sobre los cuales se apoyan los moldes de losas y vigas de gran tamaño, éstas pueden ser superiores e interiores.

4. PIEZAS DE ARRIOSTRAMIENTO
Son aquellas que proporcionan estabilidad y garantizan mayor seguridad a las piezas que conforman los encofrados, ya sean los propios moldes o los puntales. Generalmente son cuartones o listones de madera, tubos de hierro o piezas metálicas diseñadas para tal fin, segdn su uso pueden ser para puntales o para moldes.

5. ARRIOSTRAMIENTO DE PUNTALES
Es aquel que se construye con los elementos en forma de “x” (cruces de San Andrés) o en forma horizontal, colocando las riostras perpendiculares entre si. (Ver Fig. 6).

6. ARRIOSTRAMIENTO DE LOS MOLDES
Es aquel que se hace en el encofrado que no lleva puntales, cono en el caso de columnas y otros elementos parecidos; el arriostramiento podrá ser en sentido horizontal entrelazando los elementos entre si, o por medio de puntales inclinados (tornapuntas).







Encofrados: Camones, tensores, zunchos, parales, largueros, tornapuntas.


1. CAMONES.
Son aquellos elementos que forman los marcos para columnas circulares u otros encofrados; se componen de dos tablas ensambladas por medio de traviesas. No son elementos de resistencia (Ver Fig. 3 y Fig. 4).

2. TENSORES.
Son aquellos elementos principales de resistencia, generalmente de alambre o cabilla sujetando los tableros, pero manteniendo la separación mediante un codal. (Ver Fig. 1)

3. ZUNCHOS.
Son aquellos arcos circulares o similares que se colocan alrededor de la columna para contrarrestar el empuje del concreto sobre los tableros.

4. PARALES.
Son aquellos elementos formados por listones colocados en forma vertical, que permiten que los tableros para encofrar muros, sean clavados sobre ellos (Ver Fig. 1).

5.  LARGUEROS.Son aquellos elementos formados por listones colocados en forma horizontal, que permiten que los tableros para encofrar muros, sean clavados sobre ellos. (Ver Fig. 1).

6. TORNAPUNTAS
Son aquellos listones inclinados que se colocan para mantener la estabilidad del encofrado en piezas verticales como columnas o muros. (Ver Fig. 4 y Fig. 1).






Encofrados: Piezas de moldeo y de refuerzo, traviesas, cepos, codales.


1. PIEZAS DE MOLDEO
Son aquellas que van en contacto directo con el concreto y le dan la forma requerida al elemento por construir. Dependiendo de su material de construcción y su forma, estas piezas reciben otras denominaciones como:
tableros, paneles, retículos, cajetones o formaletas.

2. PIEZAS DE REFUERZO
Son aquellas que contrarrestan la presión ejercida por el concreto sobre las piezas de moldeo. Seg6n su función pueden ser: traviesas, cepos, pletinas de corbatas, codales, camones, tensores y zunchos.

3. TRAVIESAS
Son aquellos elementos que impiden que se deformen los tableros y sirven para el ensamblado de éstos.

4. CEPOS
Son aquellas pletinas de hierro o de madera colocadas en los encofrados de columnas y otros elementos similares.

4.1 Pletinas de corbatas. Son cepos metálicos con doblez en uno de sus extremos por donde se introduce otra pletina; pasando cada pletina por el doblez de la otra formando un marco.


5. CODALES
Son aquellas piezas destinadas a garantizar la separación correcta entre tableros, evitando su deforrnaci6n al ser vaciado el concreto (Ver Fig. 2 y Fig. 1).


  

Encofrados: Deslizantes y tipo túnel.

ENCOFRADOS  
Son aquellos moldes y dispositivos utilizados con la finalidad de confinar y amoldar el concreto en estado fluido al ser vaciado, para evitar la segregaci6n de éste y el escurrimiento de la lechada del mismo, manteniéndose asi las lineas y niveles correspondientes de acuerdo con lo señalado en los planos estructurales del proyecto (Ver figura N 1).
1. Deslizantes
Son aquellos encofrados contruidos a base de moldes, con un entablado de madera, mareo y refuerzos, colocndoles componentes metálicos, estructurales o tubulares como elementos de agarre, tienen la propiedad de ir desplazndose hacia las áreas por encofrar, una vez fraguado el concreto de la anterior. Son usados en estructuras muy grandes y de mucha altura tales como: silos, torres y otros.
2. Tipo Tunel
Son encofrados metAlicos en forma de “U” invertida, que encofran simultáneamente paredes y techo mediante laminas metilicas soportadas internamente por una estructura de tubos rectangulares. El conjunto de la estructura tubular y lminas conforman una unidad mecánica funcional retráctil que descansa sobre ruedas.

Fig. 1