Zapatas para dos Columnas.


Es aconsejable diseñar  las  zapatas  combinadas  de modo que  el  centroide  del área de  la zapata  coincida con  la resultante de  las cargas de  las dos columnas. Esto produce una presión  de contacto uniforme sobre la totalidad del área y evita la tendencia a la inclinación de la zapata. Vistas en planta, estas zapatas son rectangulares, trapezoidales  o en  forma de T,  y  los  detalles  de  su forma  se acomodan  para
que coincidan  su centroide  y el de  la resultante. Las  relaciones  sencillas  de  la figura  16.14  facilitan la determinación  de  la  forma  del área  de  contacto. En  general,  las distancias m y n están  dadas, siendo la primera la distancia desde el centro de  la columna exterior hasta el límite  de  la propiedad y  la  segunda  la distancia desde  esta  columna  hasta  la resultante de  las cargas de las dos  columnas.

Otro  recurso que  se utiliza cuando  una zapata  sencilla  no puede centrarse bajo una  columna exterior, consiste  en  colocar  la  zapata  para  la columna  exterior  en  forma excéntrica  y  conectarla  con  la  zapata de  la columna  interior más  cercana mediante  una ,viga o una banda  de  amarre. Esta viga  de amarre,  al  estar balanceada por  la carga de  la columna  interior,  resiste la tendencia  a  la inclinación  de  la zapata exterior excéntrica  e  iguala las  presiones  bajo ésta. Este  tipo de  cimentaciones se conoce como  zapatas  con vigas  de amarre,  en  voladizo  o conectadas.

 FIGURA 16.14  Zapatas para dos columnas.

0 comentarios:

Publicar un comentario