PLÁSTICOS EN LA CONSTRUCCIÓN: Pavimentos, Pisos y Muros de Concreto.

En todas aquellas estructuras a base de losas, ya sea en pavimentos, pisos y muros se requiere crear juntas de contracción y juntas de expansión dependiendo de las dimensiones de las losas, del coeficiente térmico del concreto y de las temperaturas que se alcancen. Por ejemplo en los muros casi siempre es necesario proveer de juntas de contracción debido al fenómeno de contracción normal del concreto (si se cuelan secciones muy grandes el muro se agrietará en forma irregular), en cambio en los pavimentos y pisos además de las juntas de contracción casi siempre es necesario proveer de alguna o algunas juntas de expansión, especialmente cuando las losas son muy largas (10 o más metros) o cuando existe un cuerpo rígido al final que evita el movimiento, por ejemplo un puente o una plataforma de carga. En las juntas de contracción se puede emplear el PVC a manera de inserto cuando el concreto está fresco, éste inserto es una tira que proporciona el ancho y profundidad adecuados para la junta. En las juntas de expansión se emplean elastómeros (hules sintéticos) con una capacidad de elongación no menor al 400 %.

Cuando es necesario evitar el paso del agua a través de las juntas de concreto, como puede  ser  el  caso  en  tanques,  cisternas,  albercas  o  pavimentos  se  pueden  emplear  bandas flexibles de plástico embebidas en la parte media de la sección concreto y a todo lo largo de la junta. En los pavimentos, además de la solución anterior se pueden colocar bandas especiales entre la subbase o terracería y el concreto (la cara lisa queda en contacto con el suelo y la cara opuesta  tiene  salientes  que  al  recibir  el  concreto  forman  un  machiembrado  que  evita  el movimiento de la banda). Las bandas flexibles se fabrican con PVC, polietileno y hule sintético.

Con  los  plásticos  se  pueden  fabricar  una  gran  variedad  de  moldes  para  acabados especiales gracias a la facilidad de registrar en el plástico prácticamente cualquier tipo de textura que se desee transmitir al concreto. El material plástico se vende en hojas de polímeros rígidos termoformados de diversos tamaños y espesores, éstas hojas son muy ligeras y se fijan en la madera de la cimbra por medio de clavos o tornillos. Las diversas formulaciones que se pueden hacer con los plásticos permite en algunos de ellos que el concreto no se pegue y sea fácil de desmoldar, en  otros  casos  se requiere de un poco de material desmoldante para facilitar el desmolde y la limpieza.

0 comentarios:

Publicar un comentario