Pilotes Metálicos.

Los perfiles estructurales de acero, así como las secciones tubulares, son comúnmente usados como pilotes. Se prefieren en general las secciones H reforzadas, por ser las que soportan mejor las grandes presiones que le impone la superestructura. Los pilotes metálicos tienen sección — transversal reducida, por lo cual al penetrar en el terreno, desplazan sólo limitados volúmenes de suelo. Además, son capaces de atravesar estratos duros con gran facilidad, así como romper las piedras de boleo que encuentran en su camino, o perforar troncos o raíces de rbo1es enterrados.

Los pilotes metálicos trabajan bien por punta, como columnas, y se pueden cortar o empalmar fci1mente como muestra la figura 12.28. Cuando los pilotes son muy esbeltos y descansan en suelos rocosos, se suele reforzar su punta con planchas de acero, para evitar el pandeo local. Estos pilotes también son aptos para resistir solicitaciones en flexión compuesta y flexo torsión y por su gran área de contacto con el suelo de fundación, se produce una importante fricción a lo largo de su fuste, que incrementa la capacidad portante del pilote.

El esquema a) de la figura 12.28 corresponde al empalme soldado de dos perfiles 1 mediante dos canales, y el esquema b) a una unión empernada, con plancha de base. Estas uniones son similares a la usadas en columnas metálicas. Los esquemas c) y d) muestran secciones tubulares, donde el empalme se realiza mediante un anillo metálico que se suelda en ambos extremos al tubo. Los pilotes metálicos tubulares se emplean generalmente en obras marítimas y se van soldando a tope o mediante anillos, a medida que penetran en el suelo. Su diámetro varía entre 20 y 100 cm. Pueden tener así  mismo forma troncoc6nica, con su extremos inferior cerrado, pero son más comunes los cilíndricos con el extremo abierto.

Cuando se desea incrementar su resistencia por punta, se pueden usar los pilotes metálicos con disco inferior, como muestra la figura 12.29 a) el cual está reforzado con nervios para aumentar su área de base. Estos pilotes de disco son indicados para suelos granulares.

Los pilotes metálicos se pueden colocar según dos técnicas diferentes:

* Pilotes hincados
* Pilotes roscados

La hinca de estos pilotes es similar a la usada en los de concreto armado. Para evitar el deterioro y cambio de forma de la cabeza del pilote, se lo recubre con un cabezote o sombrerete adecuado, donde golpea la maza del martinete, y amortigua el impacto por percusi6n. Los pilotes roscados son los que se colocan preciándolos con un movimiento circular y penetran atorni1lndose en el suelo con su punta provista de un tornillo de Arquímedes. Ver figura 12.29 b), el cual a su vez  incrementa el área portante. En suelos blandos, se utilizan roscas con cuerpo cilíndrico y hélices muy salientes, mientras que en suelos resistentes, como las arenas y gravas, es más usual el empleo de roscas con cuerpo cónico y hélices poco salientes. (Ver Sección 12.6 Método Grimaud).


1 comentarios:

alejita dijo...

hola necesito ayuda con un trabajo para estructuras, detalles de pilotes metálicos si me pueden ayudar gracias

Publicar un comentario en la entrada