Rocas Ígneas e Identificación de Muestras.

Las rocas ígneas se forman por la solidificación del magma a diferentes profundidades ya sean dentro de la corteza terrestre, en el exterior cuando el magma fluye o en el aire cuando el material menos denso sale expulsado durante la erupción de un volcán. La manera en que se enfría el magma influye tanto en la textura como en la estructura propia de las rocas ígneas. Un enfriamiento lento como el que se desarrolla dentro de la corteza terrestre da tiempo a que se formen mejor los cristales que constituyen las rocas, en este caso la textura asociada es generalmente gruesa o mediana, por otro lado un enfriamiento rápido como el que sufre el magma al fluir fuera de la corteza terrestre origina una textura fina, es decir, debido al enfriamiento súbito los cristales no tienen oportunidad de crecer y se quedan tan finos que no se pueden observar a simple vista.

Atendiendo al lugar en el que se enfría el magma las rocas ígneas se pueden clasificar como extrusivas o intrusivas. Las rocas extrusivas se forman en el exterior de la corteza terrestre y las intrusivas en el interior. Por supuesto que la composición mineralógica también se considera en la clasificación de las rocas ígneas, la Figura 2.1 muestra una forma integral de clasificación de las rocas ígneas incluyendo los nombres de las rocas más comunes.


Figura 2.1. Sistema Práctico de Clasificación de Rocas Ígneas.

Detalles de Identificación

Existen algunos detalles que pueden ayudar al ingeniero a identificar muestras de rocas ígneas, por ejemplo el granito posee una textura gruesa con cristales grandes y uniformes en tamaño, predomina el cuarzo y la ortoclasa (feldespato de potasio) estos dos minerales influyen en las tonalidades claras o blancas y rosadas respectivamente, los granitos también pueden ser grises. La diorita posee una textura gruesa, el mineral más abundante en ella es la plagioclasa, se puede observar la presencia de anfíbola, biotita y en ocasiones piroxena, tanto la ortoclasa como el cuarzo pueden estar presentes en pequeñas proporciones o no existir. El gabro es de color muy oscuro  casi  negro,  su  textura es  gruesa  y  cristalina  conteniendo principalmente piroxena y plagioclasa de calcio, el olivino puede estar presente así como la anfíbola, el cuarzo no se encuentra en este tipo de rocas. La peridotita es también una roca intrusiva con textura gruesa, en esta roca el olivino es abundante, lo que le imparte tonalidades verdosas a la roca observándose granos redondeados, también se puede observar en forma notoria la piroxena, la plagioclasa puede existir en muy baja proporción o estar ausente.

Dentro de las rocas extrusivas se encuentran la riolita, la andesita y el basalto. La riolita tiene una textura fina, conteniendo cuarzo en abundancia aunque no visible a simple vista, en menor proporción contiene ortoclasa, plagioclasa de sodio, biotita y anfíbola, sus colores claros pueden ser blanco, gris y rojo, otro aspecto distintivo en ella es que frecuentemente presenta cristales aislados de cuarzo. La andesita es una roca fácilmente confundible con la riolita, aunque se le distingue porque el cuarzo puede estar ausente y sus colores tienden a ser un poco más oscuros, la plagioclasa abunda, pudiendo encontrarse también piroxena, anfíbola y biotita, sus colores  pueden  ser  gris  oscuro,  café  o  verdoso.  El  basalto  es  una  roca  de  textura  fina generalmente oscura debido a la ausencia de cuarzo y abundancia de plagioclasa de calcio, la piroxena es común en ella y el olivino se puede llegar a observar en forma de cristales aislados.

Existen otras rocas como la obsidiana y la piedra pómez que por su textura tan fina se les
clasifica como de textura vítrea. La obsidiana es prácticamente un vidrio (Si O2) y puede adquirir diferentes colores dependiendo de las impurezas que tenga. La piedra pómez es una espuma volcánica que se caracteriza por ser muy ligera debido a la gran cantidad de vacíos producidos por los gases durante su formación, el color de la roca es muy claro. El tezontle es una roca volcánica de textura fina que presenta una gran porosidad, se le suele llamar escoria volcánica, esta roca tiene colores rojizos que van desde el claro hasta el muy oscuro casi negro, se le puede encontrar tanto en forma masiva como en estado suelto como si fuera agregado.

Los volcanes arrojan una gran cantidad de materiales durante la erupción, como cenizas, gases  y  fragmentos  de  muy  diversas  densidades  constituyéndose  los  llamados  materiales piroclásticos, estos materiales se combinan entre sí fusionándose para constituir las tobas y brechas volcánicas.

0 comentarios:

Publicar un comentario