Resistencia y Extracción de las Rocas.

Resistencia.

La resistencia de las rocas se interpreta en función de la capacidad que tienen para resistir esfuerzos de compresión, esfuerzos cortantes y esfuerzos de tensión. La resistencia a tensión de las rocas se desprecia por lo que generalmente se emplea la roca en construcciones donde sólo se presentan esfuerzos de compresión y/o esfuerzos cortantes. La resistencia de las rocas puede ser muy variable, aún tratándose de muestras provenientes de una misma veta, por esta razón los factores de seguridad empleados en el diseño puede variar de 6 a 10 siendo mucho más altos en el caso de piezas de cimentación. Para dar una idea de la capacidad de carga de algunas rocas se presenta la Tabla 2.4, en ella se puede observar la enorme variabilidad que puede existir en un mismo tipo de roca.


Tabla 2.4. Resistencia a la Compresión de Diversas Rocas.

Extracción.

Las rocas se extraen de las formaciones rocosas, las cuales pueden estar cubiertas por suelo o aflorar a la superficie, al lugar del que se extrae la roca se acostumbra a llamar cantera o banco de roca. La forma de extraer la roca depende del uso que se le destine al producto final, por ejemplo si se trata de obtener agregado para concreto o para bases de caminos se emplean explosivos de alto poder, si se requiere para formar bloques que después serán cortados se puede emplear desde pólvora hasta sierras con punta de diamante, todo esto depende de la dureza de la roca y de la precisión de corte que se requiera. El proceso de extracción se planea de antemano de acuerdo a las características de las rocas y los patrones de estratificación. Las fisuras y las grietas son puntos débiles que se deben aprovechar para destruir la roca o en su defecto se deben cuidar para no dañarla en el proceso de extracción.

0 comentarios:

Publicar un comentario